cascanueces

Elegante Cascanueces

Fuimos a ver el Cascanueces de José Carlos Martínez en el Teatro Real el pasado sábado y estas son nuestras impresiones

 

Texto_OMAR KHAN Foto_CARLOS QUEZADA

Madrid, 7 de noviembre de 2018

El éxito de su modesto Don Quijote, hecho desde la honestidad y la realidad -económica y humana-, de la Compañía Nacional de Danza, ofreció confianza para que un nuevo ballet académico completo entrara al repertorio del ente público que, desde la llegada de José Carlos Martínez a la dirección artística hace ocho años, nadó a contracorriente transformando lo que era una compañía contemporánea de autor en una troupe todoterreno capaz de abordar con igual certeza y tino una obra de la vanguardia de nuestro siglo como la experimental The Show Must Go On, de Jérôme Bel, hasta este novísimo Cascanueces, segundo ballet clásico completo que ahora abordan y que tras su estreno en el Baluarte de Pamplona, seguirá en cartel hasta el próximo día 10 de noviembre en el Teatro Real de Madrid.

Don Quijote fue un experimento (que no una experimentación) en el seno de una compañía ajena a estas lides espectaculares del ballet clásico. Martínez, prudente entonces, se mantuvo por el sendero más seguro apegándose al guión conocido, quizá porque para él también suponía un reto superlativo, aún cuando ya se había enfrentado a montajes de grandes dimensiones como Les enfants du Paradis, que hizo para el Ballet de la Ópera de París cuando era etoile en esa casa. Las limitaciones persisten en Cascanueces pero quizá estas carencias son las que le han obligado a buscar soluciones escénicas (ingeniosas) que le permitieran ahorrar dinero y garantizar las giras. Esta suerte de malabarismo entre lo deseable y lo posible han terminado por implicarle más como autor. Allí reside la principal aportación de su austero pero eficaz Cascanueces, que llega bañado por un halo autoral que sin sacrificar ni trasgredir el original, huye del barroquismo fantasioso tradicional en este título y se aproxima a una simplicidad cercana al minimalismo con una acertada escenografía modular construida a partir de llamativas bolas de árbol navideño, diseñada por Mónica Borromello. Con el espacio así resuelto, colocó el énfasis entonces en los trajes sobrios y elegantes de Iñaki Cobos, que responden a su decisión de ubicar la acción en un momento concreto, la Europa de 1910, y no en la imprecisión de “un reino muy lejano”, lo que le permite huir del carácter encantado y edulcorado del original, dando paso a cierta sobriedad y contención en un montaje que termina siendo adulto y elegante.

La danza fluye rauda, precisa y veloz en este contexto. La compañía demuestra sus avances, su coordinación como equipo y sus capacidades para el ballet clásico (especialmente ellas) en los dos momentos corales, que son el mayor reto al que se enfrenta cualquier compañía que aborde Cascanueces: la danza de las Reinas de las Nieves que cierran con una nevada el primer acto y el celebérrimo Vals de las Flores. Aunque Cristina Casa y Alessandro Riga defienden con dignidad los papeles protagonistas de Clara y el Príncipe, sobresale el expresivo e imponente Dosselmeyer de Ion Agirretxe, con sus auténticos, originales y sorprendentes trucos de magia, y el virtuosismo de Haruhi Otani como el Hada de Azúcar. El Cascanueces de Martínez no defrauda. Sabe complacer a los más balletómanos con su rigor en la ejecución y el respeto a la tradición, incluyendo incluso guiños a Coppélia, pero al tiempo le desvela como un autor discreto desde una puesta en escena más bien realista y en sintonía con la sensibilidad y estética de nuestro tiempo.

Danza News

ROYAL BALLET EN CINES

 
bayadera
BAYADERA DIGITAL
140 cines de toda España estarán retransmitiendo en directo desde el Coven Garden londinense la representación de La Bayadera por el Royal Ballet, con Marianela Nuñez y Natalia Osipova
Leer más...
 

INTERVENCIÓN EN EL IVAM

vaca 

Radicantes

Hoy. a las 18h con entrada libre, el IVAM de Valencia ofrece la IV edición del ciclo Radicantes: Danza y otras especies

Leer más...
 

SCAPINO BALLET ROTTERDAM

scapino

Barrocos

Scapino Ballet Rotterdam, la compañía holandesa que dirige Ed Wubbe bailará su operística creación Scala este fin de semana en Cataluña, con funciones en el Centro Cultural Terrassa y el Teatre Audotori de Sant Cugat

Leer más...
 
Volver