trisha

Recordando a Trisha Brown

Aunque el plato fuerte de la noche es Lucinda Childs, las funciones del equipo de Lyon hoy y mañana en Teatros del Canal, incluyen un homenaje a Trisha Brown, fallecida en 2017, con la reposición de su clásico Set & Reset. Recordamos su aportación…

 

Texto_CARLOS PAOLILLO Foto_MICHEL CAVALCA

Madrid, 20 de febrero de 2019

Si Dance es obra representativa de Lucinda Childs, Set & Reset, la pieza que la acompaña en el programa que trae a Teatros del Canal, de Madrid, el Ballet de la Ópera de Lyon hoy y mañana, es emblemática del trabajo de Trisha Brown, que siempre vio en el gesto cotidiano un caudal infinito para su danza directa y emocional, alejada de los artificios del academicismo. “La danza está hecha de gente e ideas”, aseguraba siempre Brown, celebrada coreógrafa de la era posmoderna estadounidense, nacida en 1936 y fallecida el 18 de marzo de 2017. El Soho neoyorkino fue para ella entrañable. Allí realizó sus primeros experimentos coreográficos en espacios urbanos inusitados. Las azoteas de los edificios la vieron retar con desparpajo la gravedad, quizás como preludio de la llamada danza aérea, hoy tendencia en boga. La improvisación como ideología reveladora orientaba sus impulsos corporales en la búsqueda de nuevas sensaciones y emociones, lejos de códigos representativos estructurados, y ansiosa de inéditos hallazgos creativos.

Altamente estimulada por los preceptos de Merce Cunningham sobre espacio y tiempo escénicos, así como por su consideración del movimiento como azar, y contagiada por los alcances de una visión alternativa sobre la danza que la unió a una generación que lentamente fue tomando espacios, primero marginales, hasta llegar algunos de sus más altos representantes a los escenarios más encumbrados del establecimiento de la danza escénica mundial, Brown logró hacer sentir con fuerza su ímpetu inicialmente rebelde, hasta transformarlo en trascendente y convertirlo en una sistematizada referencia.

El espíritu visionario del Judson Dance Theater señaló su tránsito sorprendente por la danza. El cuerpo como comunicación y expresión verídica de cotidianidad fue su filosofía. La nueva era que dejaría atrás los postulados de la danza moderna a partir de los tempranos años sesenta, tiene en ella a una precursora fundamental, finalmente consagrada e incluso legendaria.

Junto a Lucinda Childs, Twyla Tharp, Steve Paxton, Yvonne Rainer y Meredith Monk, Brown integra la generación de creadores que abriría caminos definitivos hacia una nueva danza, apartada de patrones que se habían tornado rígidos y formales, y abiertamente decidida al riesgo. Los llamados posmodernos, dieron un paso sin regreso hacia una inédita contemporaneidad en el movimiento.

Gesto cotidiano

En 1970, Trisha Brown creó su propia compañía. Con ella propició procesos de investigación que se interesaban por una novedosa concepción de la integración de las artes y concretó cooperaciones con artistas plásticos, músicos experimentales, directores de ópera y cineastas. El gesto cotidiano llevado a extremos de esencialidad y abstracción, repetido reiteradamente y representado en calles, plazas, museos, parques, playas y todo tipo de espacios alternativos, fue conformando un lenguaje personalizado, plasmado en su primeros trabajos: Man walking down side of building (1969), Accumulation (1971) y Walking on te wall (1971).

Mayores retos creativos representaron para Brown sus creaciones en colaboración con Robert Rauschenberg (Glacial Decoy, 1979) y Laurie Anderson (Astral convertible, 1989), que la llevaron a investigaciones radicales en el campo de las artes visuales, el performance y el multimedia. Con ambos creó Set & reset (1983), estrenada en la Brooklyn Academy of Music, considerada como una obra maestra de la danza posmoderna, donde la limpia soltura corporal emanada de la gestualidad de sus intérpretes, remite a momentos originarios y fundacionales en los que se gestaba una ideología y una estética subversivas.

Los cuerpos en sutil contacto o agrupados en conjuntos armoniosos y desequilibrados a un tiempo, dentro de un contexto espacioso, solidifican su concepto de la danza como lienzo donde dejar plasmadas personales sensaciones y percepciones. La composición musical de Anderson sugiere la atmosfera donde se enmarcan los movimientos autónomos de Brown, de trazo coreográfico amplio y preciso, inmersos dentro de la concepción de un abstraccionismo en transición de Rauschenberg, presente en los elementos escénicos. La obra, en la que quedan plasmadas sus investigaciones sobre acumulación y repetición, ha devenido en emblemática de su legado. Aún en vida, supervisó el re-montaje que hizo para el Ballet de la Ópera de Lyon, llamado ahora Set & Reset / Reset, que mantiene el espíritu y esencia original de la pieza aunque se ha minimizado la intervención escenográfica de Rauschenberg.

Desde su aparición en Nueva York, en los albores de la era posmoderna, hasta la amplia aceptación mundial de la que llegó a gozar, Trisha Brown transitó entre la rebeldía y el reconocimiento.

Danza News

GÖTEBORG BALLET

gotebrog

CUIDADO TE CAES

El Göteborg Ballet, de Suecia, llega esta semana a Teatros del Canal (Madrid, 25 y 26 de abril) y al Centro Baluarte de Pamplona (30 de abril) con un programa doble, que incluye piezas de riesgo de Sharon Eyal y Demian Jalet

Leer más...
 

TONI JODAR / EXPLICA DANSA

toniok

¿Quién dijo que la danza era complicada?

La que ofrecerá Toni Jodar el miércoles 24 de abril a las 19h en el Museo Reina Sofía no es la típica conferencia de señor con corbata. Desde su experimentado cuerpo de bailarín, el creador catalán explica (y baila) las bifurcaciones de la danza de hoy

Leer más...
 

ABRIL EN DANZA

abril

¿Bailamos? le preguntó Alicante a Elche

Con el estreno de CARMEN.maquia, de Titoyaya, arranca esta noche el Festival Abril en Danza, que se celebra conjuntamente entre Elche y Alicante

Leer más...
 
Volver